La masacre de Las Vegas: Nacidos para matarnos

Imagen: “Duelo a garrotazos”, Francisco de Goya (Museo del Prado, Madrid, España)
Vocabulario útil

Aplacar: Tranquilizar, calmar.

Enmienda: Corrección o modificación de algo.

Execreable: Dícese de algo que merece ser condenado.

Filogenia: Estudio de la evolución de las distintas especies y los rasgos que estas comparten.

Garrotazo: Golpe ejecutado con un garrote o bastón.

Impunemente: Dícese de una acción que queda libre de responsabilidades jurídicas, legales o penales.

Infructuoso: Estéril.

Inherente: Que forma parte de la naturaleza de algo.

Masacrar: Asesinar.

Matanza: Masacre indiscriminada.

Restringir: Limitar.

Riña: Pelea, combate, lucha.

Yugo: Dominio u opresión.

La matanza de Las Vegas del pasado mes de octubre nos confronta con la realidad de que seguimos siendo una especie sangrienta y agresiva. Un reciente estudio confirma nuestra violencia innata desde el Paleolítico apelándonos a construir una sociedad libre del yugo de la violencia.

La madre de todas las matanzas

El pasado 1 de octubre, a las 10:05 p.m. y desde la habitación 32135 de la planta 32 del Hotel Mandalay de Las Vegas, Stephen Paddok, un norteamericano de 64 años de edad, abría fuego, con un arsenal de armas automáticas, contra una multitud de asistentes a un concierto de country matando a 58 personas e hiriendo a más de 500. De Paddock sabemos que era una persona con una vida, aparentemente, normal. Casado dos veces, sin hijos y con una carrera profesional como cartero, auditor y contable. Según su hermano Eric, era “una persona a la que le gustaba jugar al póker, irse de crucero y enviarle galletas a su madre”. Una persona cualquiera con una vida cualquiera.

Como en toda matanza por arma de fuego en EE.UU., vuelve el debate en torno a la salud mental de estos tiradores y a la conveniencia, o no, de restringir la 2ª enmienda que regula la posesión de armas de fuego. Según el Archivo Gun Violence, en EE.UU., de media, se produce una matanza por arma de fuego, definida como cuatro o más personas con heridas de bala, cada 10 días, es decir, 1.515 matanzas en los últimos 1.735 días. Psiquiatras, forenses, investigadores, jueces, todos parecen sorprendidos cada vez que asistimos a uno de estos execrables actos y se embarcan en una, a menudo, infructuosa búsqueda de respuestas. Respuestas que quizá aniden en la sociología y la filogenia.

Imagen: Habitación 32135, planta 32, Hotel Mandalay de Las Vegas. Fuente: Cuerpo de Policía de Las Vegas

Homo Homini Lupus

La teoría de que hay una violencia inherente al ser humano no es nueva. El comediógrafo latino Plauto acuñó la frase homo homini lupus (el hombre es un lobo para el hombre) hace más de dos milenios. En el siglo XVII el filósofo inglés Thomas Hobbes la utilizó para hablar de la maldad y egoísmos inherentes al ser humano y, a día de hoy, cuelga en uno de los muros del campo de concentración nazi de Auschwitz en Polonia.

Un reciente estudio dirigido por el Dr. José María Gómez del Departamento de Ecología de la Universidad de Granada (España), confirma que la violencia del ser humano es inherente a nuestra especie. El equipo del Dr. Gómez realizó un estudio filogenético analizando los patrones de agresividad, compartidos o heredados, entre 1.024 especies de mamíferos, incluidas 600 poblaciones humanas, de 137 familias taxonómicas desde el Paleolítico (hace unos 2.8 millones de años) hasta la actualidad.

Los resultados fueron que los mamíferos tienen un 0.3% de probabilidades (1 de cada 300) de morir a manos de otro miembro de la misma especie, los grandes primates un 1.8% y los seres humanos un 2%, es decir, 1 probabilidad de cada 50 de ser asesinados. Esta letal herencia heredada ha ido aumentando (durante la Edad Media) o disminuyendo (gracias al contrato social) a lo largo de la historia y, según el Dr. Gómez, han sido el comportamiento social y la territorialidad los dos factores que han acentuado nuestra violencia innata.

La 2ª Enmienda

Aunque Hobbes planteaba que estábamos viciados por naturaleza y Rousseau reafirmaba nuestra bondad innata, ambos coincidían en que era la sociedad la que nos corrompía. El estudio del Dr. Gómez viene a confirmar que somos el producto de una evolución violenta que hemos compartido con los primates. De momento, el marcador sería: Hobbes 1 – Rousseau 0. No obstante, el estudio también nos dice que, cuando hemos ido depurando nuestras leyes y estableciendo un contrato social de convivencia, la bestia que llevamos dentro se ha aplacado y hemos podido seguir viviendo y evolucionando en paz.

La matanza de Las Vegas devuelve el debate sobre si la 2ª enmienda de la Constitución de EE.UU., la que autoriza a sus ciudadanos a portar armas, debe restringirse o reformarse. Desde un punto de vista socio-antropológico, el estudio del Dr. Gómez, no deja lugar a dudas, la 2ª enmienda apelaría a nuestra condición más animalesca y abriría la puerta a un primitivo estado en el que nuestros ancestros se masacraban impunemente a pedradas.

El cuadro que ilustra este artículo es el cuadro de Francisco de Goya Duelo a Garrotazos o La Riña. En él, vemos a dos españoles sumergidos hasta las rodillas luchando uno contra otro, matándose a garrotazos, mientras se hunden en un lodazal de arenas movedizas. Goya, como nadie, representó, a través de sus pinturas lo más negro del alma humana. El estudio del Dr. Gómez nos cuenta que mamíferos como las ballenas o los murciélagos tienen unas probabilidades de asesinar a otro miembro de la misma especie del 0%. Yo quiero creer que, si ellos pueden, quizá nosotros también.

Comprensión lectora:

1. Cuál es el porcentaje de muertes violentas que, desde el punto de vista filogenético, el Dr. Gómez atribuye a los seres humanos?

2. ¿Crees que la herencia violenta y agresiva del ser humano es lo único que explica actos execrables como el ocurrido en Las Vegas?

AUTHOR Prof. Jorge C. Berriatúa is the Managing Editor of the ICBMed Bulletin and Co-Founder of ICBMed. He did his B.A. in Linguistics and Masters of Education at the University of La Rioja, Spain, and his Masters of Medical Translation at UNED, Madrid, specializing in medical reporting, translating and teaching.

Jorge C. Berriatúa, M.Ed., MSc in Medical Translation

President & Co-founder, ICBMed

ICBMed Bulletin

Our Medical Spanish Bulletin is exclusively written for Spanish-speaking healthcare professionals like you. Simultaneously get updates on the hottest trending topics in medicine while enhancing your reading comprehension and vocabulary skills in Spanish.

Discover where your medical Spanish communication skills can take you.

Share This